July 30, 2014

Relatos de seres emprendedores

A cualquier edad

Propietarios de negocios cuyas edades fluctúan entre los 20, 30, 40 y más de 50 años tienen éxito en Florida.

Barbara Miracle | 6/1/2007

Entre los 20 y los 29

Tijereteando y recortando


Ángel Santana
New Era Barber Shop
Deerfield Beach
Edad a la que abrió el negocio: 29

A Ángel Santana siempre le ha encantado cortar cabello. Ahora, después de casi alcanzar los 30 años de edad trabajando en la industria bancaria, tiene su propia peluquería en Deerfield Beach.

En agosto de 2006, a los 29 años de edad, Santana abrió su peluquería llamada New Era Barber Shop en un concurrido centro comercial en Dixie Highway. Actualmente, Santana dice: "Por fin, comienzo a ver ganancias", y explica que los gastos operativos ya no representan pérdidas y que ahora puede comenzar a pagarse los $20,000 que invirtió para poner el negocio en marcha.

Santana estudió administración a nivel universitario, trabajó en una firma de inversiones, en Bank of America y, más recientemente, fue gerente de sucursal de Washington Mutual. A lo largo de su camino, se mantuvo en contacto con la industria de la peluquería tomando cursos hace seis años con un amigo y trabajando a tiempo parcial en un establecimiento en Boca Ratón. El nacimiento del hijo de Santana, que hoy tiene 3 años de edad, fue el momento decisivo. "Trabajaba, por lo menos, setenta horas semanales", dice Santana y explica que quería tener la flexibilidad de poder cuidar de su hijo cuando no se sintiera bien.

Con la peluquería, Santana, que ahora tiene 30 años de edad, aún trabaja muchas horas, pero la diferencia es que puede ir y venir y ajustar su horario de trabajo a las necesidades de su familia. Cuando abrió el negocio, Santana contrató a un peluquero a tiempo parcial y, en meses recientes, ha contratado a un peluquero a tiempo completo y a otro empleado a tiempo parcial.

Santana se asesoró con Maggie Gunther, del Small Business Development Center de la Florida Atlantic University, y utilizó sus propios ahorros para poner el negocio en marcha. Santana tiene una línea de crédito comercial de $5,000 para emergencias, pero espera nunca tener que utilizarla. La peluquería hace de 150 a 200 cortes de cabello en una semana promedio a $13 cada uno.

Para promocionar el negocio, Santana es uno de los auspiciadores del equipo de fútbol de la Deerfield Beach High School, lo que le permite tener un anuncio en los programas de los partidos. Este año, será también auspiciador del equipo de baloncesto. Con la ayuda de un contacto en la industria del calzado, Santana sortea semanalmente Nikes de $70. Tiene camisetas con el logo de la peluquería y recibe clientes que vienen del establecimiento contiguo de venta de delicatessen.

Santana no ha alcanzado su meta al tener sólo una peluquería. Ya planifica abrir otra en Wellington el año que viene. Además, trabaja con un artista gráfico que conoce para diseñar una línea de camisetas y batas con más de 40 diseños que ya ha presentado en otras peluquerías.

Entre los 30 y los 39

Creando recuerdos


Julie Swatek
ScrapYourTrip.com
Orlando
Edad a la que abrió el negocio: 35

"Cuando comencé a confeccionar álbumes de recortes, quedé prendada instantáneamente", dice Julie Swatek, que ahora tiene 39 años de edad.

Mientras se encontraba de vacaciones en Utah, dos años después de haber descubierto su entusiasmo por el pasatiempo de confeccionar álbumes de recortes, se le ocurrió la idea de lanzar una tienda en línea de suministros para la confección de álbumes de recortes, que no son fáciles de encontrar y que se relacionan con los viajes. Y así se creó ScrapYourTrip.com.

"No tenía el más mínimo deseo de abrir una tienda de ladrillos y concreto", dice Swatek y añade: "Le doy gracias a Dios por la Internet y los mercados de nicho que se encuentran allí".

Tras comenzar con $17,000 en ahorros y una oficina domiciliar en el año 2002, Swatek ha desarrollado una compañía de 15 empleados, ha ocupado un local de 5,000 pies cuadrados y ha tenido un ingreso de $900,000 en 2006. Las proyecciones de ventas de 2007 son de $1.5 a $3 millones.
La mayor parte del negocio de Swatek proviene de órdenes por correo. En 2006, envió más de 25,000 paquetes vía Priority Mail; fueron tantos los paquetes, que el Servicio Postal de los Estados Unidos le rindió homenaje estableciendo un buzón con el nombre de su negocio.

La compañía tiene unos 30,000 clientes y Swatek los motiva a ordenar los productos que vende mediante mensajes de correo electrónicos semanales principalmente. Además, tiene anuncios en línea y en revistas de confección de álbumes de recortes.

Para pasar al próximo nivel, Swatek hizo recientemente su primer préstamo de $200,000. A pesar de tener cinco años de experiencia en su negocio, obtener el préstamo no fue fácil. Su banco regular le denegó el préstamo. Sin embargo, su relación con el programa Athena PowerLink, que ayuda al crecimiento de los negocios que son propiedad de mujeres, le dio la mano. Uno de los auspiciadores del capítulo de Florida de Athena PowerLink es BankFirst, un banco de la comunidad con sede en Winter Park; BankFirst le aprobó el préstamo a Swatek. "Estamos a punto de experimentar un adelanto muy significativo en términos de nuestro crecimiento", dice Swatek con entusiasmo.

Entre los 40 y los 49

La "A" es de Aegis


Pam Butler
Aegis Computer Services
Tallahassee
Edad a la que abrió el negocio: 40

Después de trabajar 19 años en el gobierno estatal, Pam Butler recibía un buen ingreso por su labor en el área de gerencia de sistemas de informática. Butler disfrutaba colaborar con diferentes agencias y tener un día de trabajo regular que le permitía pasar tiempo con sus dos hijas menores de edad. A mediados de la década de los 90, Butler comenzó a sentir cada vez más frustración debido a que las "normas" del gobierno estatal le impedían implementar soluciones tecnológicas que eran más eficientes y, además, menos costosas.

En 1997, Butler dejó su empleo en el gobierno estatal y, con su socio, Brad Mitchell, lanzó Aegis, que se concentra en la seguridad de los sistemas computarizados de pequeñas firmas de ingeniería, arquitectos, bienes raíces y compañías de administración de terrenos. Aegis, la palabra griega que significa armadura o escudo, parecía ser el nombre perfecto para la compañía. "Queríamos algo que llamara la atención", dice Butler y añade: "Queríamos algo que tuviera una 'A' al principio".

Butler dice que debido a que Aegis es una compañía proveedora de servicios, los gastos de inicio fueron mínimos. Ella se dedicó a administrar la compañía y Mitchell se encargó de la tecnología. Aprovecharon sus conexiones, trabajaron con proveedores de servicios de Internet de Tallahassee y utilizaron productos de promoción para llamar la atención. No tuvieron muchas dificultades para obtener ingresos, pero en el año 2000 se dieron cuenta de que algo andaba mal. "Trabajábamos como animales. Sabíamos cómo hacer dinero. Sin embargo, no sabíamos cómo retenerlo", dice Butler al explicar que la compañía experimentaba pérdidas debido a gastos demasiado altos. "Sentía mucho temor. Sabía que tenía que hacer algo".

El momento decisivo llegó, dice Butler, cuando Jerry Osteryoung, director ejecutivo del Jim Moran Institute for Global Entrepreneurship de la Florida State University, examinó los estados financieros de Aegis y les explicó cómo disminuir los gastos.

Hoy día, Aegis tiene 14 empleados y tiene un local de 5,000 pies cuadrados en Thomasville Road. La compañía anunció un total de $1.6 millones en ventas a sus 350 clientes en el año 2006 y proyecta $2 millones en 2007. Butler dice que sus tres gerentes principales le han permitido dedicar más tiempo al diseño de la estrategia de la compañía y, por primera vez en muchos años, tomarse unas vacaciones. Butler, que ahora tiene 49 años de edad, planifica mantenerse en el negocio, pero también planifica pasar más tiempo con su esposo, Ted, de 59 años de edad, quien se va a jubilar de su empleo en el gobierno estatal en 2007.

Entre los 50 y los 59

En el patio


Fred Sanguiliano
KeyStone Design
Tallahassee
Edad a la que abrió el negocio: 50

En el transcurso de más de veinte años, Fred Sanguiliano ocupó una serie de puestos en el mundo de las corporaciones sin fines de lucro, entre los cuales figuró el puesto de director ejecutivo de Volunteer Florida, que es un puesto de mucha visibilidad. El trabajo era gratificante; sin embargo, en 2003, Sanguiliano comenzó a cansarse de tener que viajar con frecuencia. Sus dos hijas, que ya cursaban la secundaria, se iban a independizar en pocos años y Sanguiliano no quería perderse los últimos años que iban a pasar juntos como familia. "Sentía que era el momento de hacer algunos cambios", dice Sanguiliano.

No obstante, el cambio que hizo Sanguiliano fue sorpresivo. Abrió KeyStone Design, que se dedica al diseño y a la construcción de patios, piscinas, cocinas y paredes exteriores utilizando adoquines. La idea surgió cuando Sanguiliano y su esposa, una trabajadora social, contrataron una compañía para construir unas obras con adoquines en el patio de su casa. "Se veía hermoso", dice Sanguiliano, pero él sabía que el trabajo no estaba bien hecho y trató de arreglarlo por sí mismo. Sus pasatiempos eran la jardinería y la carpintería, además, es descendiente de una familia de constructores; de manera que, Sanguiliano, que ahora tiene 53 años de edad, sabe hacer trabajo manual.

Sanguiliano no estuvo conforme con el trabajo hasta que fue a una clase en el Interlocking Concrete Pavement Institute, en West Palm Beach. A partir de ese momento, Sanguiliano quedó fascinado y continuó aprendiendo todo lo que podía acerca del diseño y la ingeniería de los adoquines.

Sanguiliano no se apresuró a comenzar, estudió la industria y diseñó un plan de negocios. Contando con el dinero que tenía ahorrado, dejó su trabajo en Volunteer Florida y lanzó el negocio, en el cual hacía todas las obras él mismo, al principio, con equipo alquilado para ahorrar dinero. "Bajé de peso. Me puse en forma", dice como broma. No obstante, la transición financiera fue un asunto serio que no fue fácil. "Comencé a pagarme un salario desde el principio, pero era poco", dice Sanguiliano.

Para promocionar el negocio, Sanguiliano fue a Tallahassee Nurseries y habló con sus diseñadores de jardines acerca de sus servicios. Desde el principio, Sanguiliano enfatizó la calidad y el diseño artístico en vez de los precios de ganga. "Comencé a recibir referidos calificados de ellos", dice Sanguiliano y añade: "Nunca nos hemos quedado sin trabajo".

El periodo difícil para Sanguiliano llegó después de haber tenido el negocio durante un año. Contrataba empleados, compraba equipo, pero todavía no sabía, en realidad, cuánto cobrar ni cómo manejar los fondos entrantes y salientes. Acudió a Chris Workman en el Small Business Development Center de la Florida A&M University para que le aconsejara. "Me aseguró que lo me estaba pasando era normal", dice Sanguiliano.

Entonces Workman se dio a la tarea de discutir una línea de crédito y los precios de KeyStone Design. Sanguiliano dice: "No recobrábamos todos los gastos que asumíamos".
Después de tener el negocio durante tres años, Sanguiliano se siente satisfecho con el progreso ha logrado. Se estima que los proyectos del año 2007 llegarán a unos $1.5 millones, dice, y va a ofrecer más beneficios a sus empleados. Definitivamente, abrir un negocio a los 50 años de edad fue una ventaja para Sanguiliano. "Ya tuve una carrera exitosa", dice. "Ahora puedo concentrarme más en la diversión".

Tags: Florida Small Business, Business Services

Florida Business News

Florida Trend Video Pick -

Sweeter and Healthier Strawberries
Sweeter and Healthier Strawberries

Researchers at the University of Florida in Gainesville are studying ways to help more people love the taste of healthy foods.

Earlier Videos | Viewpoints@FloridaTrend

Ballot Box

Your thoughts about fast-food workers joining unions:

  • Good idea - they need more bargaining power (and possibly higher wages)
  • Not in favor - bad for business and the price of burgers

See Results

Ballot Box
Subscribe